Restaurar el Cuadro de tu Bicicleta

Cada uno cual tendrá una idea diferente sobre si vale la pena gastar tiempo y dinero en la renovación del cuadro de una antigua bicicleta. El gasto tiene que ser directamente proporcional con el valor emocional que tiene para nosotros esta pieza tan importante.

Una de las restauraciones más básicas y rápida podría consistir en eliminar el oxido, dar una mano de anti oxido y después pintarla con un pincel y un bote de pintura del tipo Hammerite del color que más nos guste.

Una Restauración un Poco Más Profesional

Si lo que buscamos es dejar la bicicleta algo mejor, realmente no seria complicado. Simplemente tendríamos que utilizar pintura en aerosol para coches.

Después de dejar la bicicleta bien limpia y libre de óxido se le da una mano o dos manos de imprimación para dejar el cuadro de la bicicleta con una buena base.

Después podemos dirigirnos a una tienda especializada de pintura y buscar en la sección de automoción, ahí encontraremos todos los colores que cada marca de coches utiliza. Esta pintura en aerosol es utilizado por los propietarios de coches para reparar pequeños arañazo.

Para aplicar esta pintura es imprescindible utilizar una mascara de pintura para proteger nuestros pulmones de los peligrosos componentes químicos.

Pintar con spray no es complicado, pero seguramente si no lo has hecho nunca puede ser que salgan gotas de pintura. El truco consiste en dar pasadas muy finas y cubrir poco a poco todo el cuadro de la bici.

Hay que dar una pasada fina, esperar a que la pintura se seque, unos 5 minutos y dar otra pasada, así asta dejarlo listo.

Última Opción Contratar a un Profesional

Si por desgracia no te ha gustado ninguna de las anteriores propuestas ya sea porque la primera no te termina de convencer la terminación y en la segunda, no tienes experiencia en pintar con spray, solo queda pagar a un profesional de la pintura.

Yo creo que restaurar una bicicleta es algo que es mejor hacerlo uno mismo, ya que te unes más emocionalmente con la bicicleta, y si después de hacerlo no te gusta el resultado entonces si que llevaría el cuadro a un taller de pintura para que hicieran ellos el trabajo.

Cuando tomas este camino sabes que el cuadro de la bicicleta saldrá como nuevo y además podrás elegir que pinten el cuadro de un solo color o combinar varios, aquí las posibilidades son infinitas.

Espero que ya tengas decidido la forma que quieres restaurar tu bicicleta y que hagas con ella muchos kilómetros al año.